Mongui

28-01-15

Golden Retriever adiestrado en la especialidad de drogas, jubilado en el año febrero de 2014 con siete años de edad.

Este es el claro ejemplo de lo que es cambiarle la vida a estos perros. Los dos últimos años estuvo encerrado en su canil sin trabajar ya que su guía se encontraba de baja por enfermedad. Actualmente vive en un pueblo de la provincia de Valencia recibiendo el cariño incondicional de una niña de ocho años que no se separa de él en ningún momento.

Carta de la adoptante de Mongui

"“Hola, ya estamos en casa. Mongui es perfecto. Lo he llevado a la montaña de enfrente para que estirase las patas, no hace falta llevarlo atado. Ha estado con los perros de mi hermano y no ha pasado nada. Ha inspeccionado la casa y fenomenal, está súper contento. No se mueve de mi lado, pasito que doy yo, pasito que da él. No para de mover la cola. Solo quiere estar a mi lado, se le ve muy feliz. Hemos ido a pasear, a correr y los nenes de la calle vienen a tocarle y él super contento y se pone panza arriba para que le rasquemos….

Pasea muy bien con la correa, no tira nada, pero como no se mueve de mi lado lo paseo sin correa y va genial. La nena esta pletórica y yo muy contenta de tenerlo en casa y de verla así con él, le persigue allí donde va y se la come a besos. (…)

Es un pasote, parece que haya estado toda la vida con nosotros (…) No tienes ni idea el favor que me has hecho con este perro, van a cambiar mucho las cosas, este perro va a llenar un vacío que tengo enorme y él va a tener una jubilación muy muy agradable….desde luego puedes estar orgulloso de la labor que haces con estos animales….estoy muy pero que muy contenta.

Te seguiré mandando fotos, videos y comentarios para que hagas su seguimiento (……) La primera noche genial. Ha dormido del tirón y además hasta ha roncado. No hace nada en casa, lo hace todo en la calle, es muy feliz y muy bueno, obedece a todo.

La nena y el son inseparables, solo quiere que lo toque, que lo abrace, que le haga mimos, es muy bueno (…) No te puedo explicar las sensaciones porque esto hay que sentirlo…sigue con tu labor, haces mucho bien…. Muchas gracias por todo."

El antes y el después de Mongui

       

« Jaro Rex »